Sin categoría

Mi primera vez

La primera vez que uno prueba el nudismo público es algo que recuerda para siempre. Muchos tienen la suerte de hacerlo con gente (padres, amigos, pareja), y otros tantos se ven compartiendo ese momento consigo mismos. En mi caso fui de los segundos.

Aunque ya lo practicaba en familia esto era una experiencia distinta, decisión propia y voluntaria.

A los 13 años, tenía claro que quería probar la sensación de nadar desnudo en el mar, y tomar el sol sin tener que notar un trozo de tela húmedo cubriéndome. Nunca entendí como es posible que la gente se ponga una pieza de ropa para mojarse, que no se seca fácilmente y que resulta incómoda cuando estás en el agua.

Con esos pensamientos en la cabeza me cogí la bicicleta y me fui a la playa. Al llegar a la playa busqué el sitio con menos gente posible, y me tumbé en la toalla un rato con el bañador puesto.

Al rato me armé de valor y me lo quité, pero estaba tan nervioso por ser mi primera vez que vino enseguida lo inevitable: una erección tremenda. Tal vez era la falta de costumbre, o que como joven relacionaba instintivamente la desnudez con el sexo, y por eso no lograba que desapareciera. La reacción inmediata fue tumbarme boca abajo hasta que se me pasara, y para eso hizo falta mucho rato.

Cuando ya estaba más calmado, me fui a dar un baño. Fui corriendo hasta el agua (por miedo a otra erección, tal vez, o porque nadie me viera desnudo), y al meterme sentí algo increíble. Fue como si nunca me hubiera bañado de verdad, la sensación de tener todo el cuerpo en contacto directo con el agua era indescriptible, y me habría quedado allí para siempre de no ser porque al rato ya hacía fresco en el agua… Cuando volví a la toalla, el primer instinto fue taparme, porque se acercaban dos señoras y me daba algo de vergüenza. Al rato me di cuenta de que nadie miraba y volví a dejar todo el cuerpo al aire.

Así pasó la primera mañana, con sentimientos encontrados, pero con una idea que no se iría nunca: esto hay que repetirlo, y cuanto más mejor.

Anuncios