Libro de visitas

Los Muchos Beneficios Para la Salud de Dormir Desnudo

2015 Pareja DesnudaDependiendo de las estadísticas que crea, entre el 10 y el 25 por ciento de la población mundial duerme desnudo. Eso no es mucho. Por supuesto, podemos entender que si usted es un esquimal que vive en un iglú o un nómada durmiendo en el piso de una tienda de campaña en el desierto a temperaturas muy por debajo de cero, es mejor que se ponga calcetines, pero aparte de eso, ¿Por qué elegirías usar ropa en la cama? Y sin embargo, más de tres cuartos de la población mundial prefiere hacerlo.

Te dejaremos entrar en un pequeño secreto aquí … esperalo … ¡SÍ! ¡Dormimos desnudos!
Desde mucho antes de que nos convirtiéramos en nudistas, o mejor, desde que comenzamos a considerarnos nudistas. En realidad nunca pensamos mucho, siempre se sintió natural. Los pantalones de pijama simplemente se atascaron en nuestras colillas, causando un molesto despertar en medio de la noche que involucran jalar y apretar y girar y mientras tanto despertar a nuestra pareja que tampoco estaba particularmente feliz con la repentina energía en la cama.
Al menos, así es como nos imaginamos que las cosas irían, dormimos desnudos desde mucho antes de que nos conociéramos y aquí está la razón por la que tú también debes hacerlo.

El primer paso hacia una vida saludable
A lo largo de los años, se han realizado muchas investigaciones sobre qué ponerse para tener un descanso nocturno saludable. Tan pronto como se publicaron los resultados, la industria de la moda exigió el reembolso de su patrocinio. No importa cuántas pruebas y encuestas se realizaron, la respuesta siempre fue la misma: Nada. Nada. Ni una sola fibra
Esto realmente no es una sorpresa, nuestra piel tiene que respirar. Todo el día está atascado en capas de camisetas, calcetines, pantalones, jerseys y calzones de boxers, y cuando te desvistes por la noche piensa “¡FINALMENTE, un poco de aire!”. Pero luego te pones tu pijama y tu piel se sofoca nuevamente y solo puede pensar en una dulce venganza … “¡Esta noche, cuando te estés profundamente dormido, voy a comenzar a picarme como el infierno!”
Todo tiene que ver con los productos químicos. Mientras sueña con tomar cócteles en una hamaca debajo de una palmera, varios procesos en su cuerpo intentan recuperar el desorden que causó durante el día. Tus músculos se relajan, los latidos de tu corazón caen y los químicos se liberan para establecer la temperatura de tu cuerpo a un nivel perfecto. No vamos a entrar en detalles aquí, una búsqueda rápida en Google sobre los términos “cortisol” y “melatonina” le dará una buena explicación científica que nunca podríamos producir, pero a corto plazo: si usa ropa en la cama, Es difícil encontrar la temperatura adecuada. Esto da como resultado una peor calidad del sueño, un mayor estrés, un mayor envejecimiento de la piel y muchos otros efectos secundarios que preferiría no tener.
Y comienzas a sudar, tu cuerpo y todo lo que llevas puesto se humedece. El terreno perfecto para bacterias y hongos. Puede que te sientas solo, pero es mejor que esos compañeros no estén en tu cama.

El primer paso hacia una vida libre
La disminución de sus niveles de estrés ya es un buen comienzo para sentirse libre, pero hay más. Una buena noche de sueño y la sensación de estar despierto por la mañana son algunos de los factores más importantes para tener una visión positiva del mundo. Independientemente del problema con el que estés luchando, es más probable que lo resuelvas bien si descansas bien.
Todos los naturistas te dirán cómo estar desnudo (tanto dentro como fuera de la cama) te da un cierto nivel de libertad, una escapada rápida del mundo material. Incluso cuando se trata de dormir, tiene mucho sentido. No tiene que pensar en qué ponerse, no tiene que preguntarse si estará suelto o apretado y si se despierta en medio de la noche con una vejiga a punto de explotar, ni siquiera tiene para quitarte los pantalones cuando llegues al baño. Muy conveniente, ¿no?
Dormir desnudo siempre es una victoria. Ahorras dinero al no tener que comprar y lavar pijamas, ahorras tiempo al no tener que pasar horas en la tienda buscando el vestido de noche perfecto e incluso puedes evitar la discusión con tu pareja sobre por qué has pasado tanto tiempo y obtener algo que solo usarás cuando esté oscuro y los dos en otro mundo.
Pero la industria de la moda te contará una historia diferente. Te convencerán de que los vestidos de noche sexy (y caros, por supuesto) son perfectos para darle vida a tu vida sexual. Camelo. Abrazar la piel a la piel le dará más ganas de lo que una tela lo hará.

Dormir desnudo siempre es una victoria. Ahorras dinero al no tener que comprar y lavar pijamas, ahorras tiempo al no tener que pasar horas en la tienda buscando el vestido de noche perfecto e incluso puedes evitar la discusión con tu pareja sobre por qué has pasado tanto tiempo y obtener algo que solo usarás cuando esté oscuro y los dos en otro mundo.
Pero la industria de la moda te contará una historia diferente. Te convencerán de que los vestidos de noche sexy (y caros, por supuesto) son perfectos para darle vida a tu vida sexual. Camelo. Abrazar la piel a la piel le dará más ganas de lo que una tela lo hará.
El primer paso en una vida nudista
En publicaciones de blogs anteriores te dijimos que convertirte en un nudista a menudo es un proceso paso a paso. Solo unos pocos de nosotros recordamos su primera vez en la playa nudista como la experiencia más cómoda en la que dejaron caer sus pantalones, caminaron hasta el bar de la playa, pidieron una cerveza y conversaron con los otros nudies. Un paso importante que recomendamos a los aspirantes a nudistas es sentirse un poco cómodos siendo solo desnudos antes de probar un entorno social.
Dormir desnudo es un primer paso perfecto. Te sentirás más cómodo en la cama y por lo tanto comenzarás a sentirte mejor estando desnudo en general. Los primeros paseos de la ducha a la cama, al baño y de regreso a la cama serán sus primeras caminatas desnudas. Después de un tiempo ya no te molestarás más para ponerte la ropa para ir a la cocina a comer algo a la medianoche o para desayunar en un perezoso domingo por la mañana. Te encontrarás limpiando la cocina desnudo, haciendo la colada desnuda (y sorpréndete de lo poco que hay últimamente) y dándote cuenta de que estabas a punto de pasear al perro desnudo.
¡Es entonces cuando estás listo para ir a la playa nudista!

Anuncios
Sin categoría

La ciudad nudista en la que se puede tener sexo en público

En Francia está la meca definitiva del nudismo mundial. A pocos kilómetros de la comuna Agde, se alza una comunidad liberal, Cap d’Agde, en la que casi no hay restricciones. Un complejo de playas rodeado de edificios en la que sus habitantes tomaron al naturismo como su forma de vida y en la que impera una calma absoluta.

Cap d’Agde surgió como un centro nudista a partir de la década del ’60. Antes solo funcionaba un pequeño campamento que pregonaba el desnudo, pero luego se desarrollaron seis balnearios naturistas desde cero. Los hermanos Oltra, dueños del campamento original, ayudaron a elaborar los planes para un pueblo destinado a la exhibición de los cuerpos, que comenzó a salir del conocimiento local y se transformó en una atracción turística internacional.

En la década del ’60 se convirtió en un centro naturista
De acuerdo a The Guardian, se trata de una comunidad sin violencia, en la que sus habitantes y los turistas conviven con total normalidad. La playa es su principal foco de interés. Se divide en tres secciones. Una de ellas está destinada al espacio familiar en la que los niños pueden jugar como en cualquier otro balneario tradicional.

Las otras dos secciones de la playa permiten el sexo público. Una de ellas está reservada para personas heterosexuales; la otra, para homosexuales. Más allá de que en ninguno de los sitios está permitido tomar fotografías sin el consentimiento de los nudistas, múltiples imágenes circulan en las redes sociales y muestran al sitio como un lugar ideal para la experimentación.

La ciudad permite el desnudo también fuera de sus playas
Lo que diferencia a Cap d’Agde de otros centros nudistas es que dentro de los límites de la ciudad está permitido circular desnudos. Ir al supermercado desnudo, caminar por la calle desnudo o ir a comer desnudo. Siempre con el respeto del caso y sin lanzar miradas lascivas al otro.

Cap d’Agde tiene un territorio escaso pero vistoso de 4,5 kilómetros y se la considera una suerte de “utopía sexual” ya que, en general, los turistas se acercan por su posibilidad de experimentar. Además de las playas, la ciudad tiene locales nocturnos que permiten el intercambio de parejas y la liberación sexual.

Se considera a la ciudad una “utopía sexual”
A orillas del mar Mediterráneo, al sur de Francia, en verano resulta un sitio ideal por sus largos días de sol que se pueden extender hasta las 10 de la noche. Su ciudad con aeropuerto más cercana es Montpellier, que está a casi una hora en auto de distancia.

La ciudad cuenta con una variada oferta gastronómica que va de pizzerías, comida mexicana hasta la típica cocina francesa. A todos ellos se puede asistir desnudo, al igual que la circulación por los pasillos de los hoteles. Hay pocos sitios en los que la desnudez es obligatoria, aunque sea la recomendación.supermercado

Sin categoría

En la playa con amigos

Desde jovencito me han gustado más las playas nudistas que las textiles. Esto podría dar a pensar que soy un mirón más, y aunque reconozco que me encanta observar que hay alguna chica de buen ver que no le da vergüenza enseñarle al mundo lo buena que está (quien diga que no le gusta, miente como un bellaco), la verdad es que lo que realmente me excita es sentirme observado mientras estoy desnudo tomando el sol. Esa sensación de saber que un par de mujeres te están lanzando miradas picaronas hacia tu miembro, para luego ver como lo comentan entre ellas entre risas disimuladas, es la que me vuelve loco. Y no es que tenga un pene descomunal, más bien al contrario, normalito; pero es esa intriga de saber qué estarán diciendo…

Casi siempre había ido sólo, puesto que mi horario de trabajo hacía bastante incompatible que pudiese ir con nadie. Por eso, cuando una noche, cenando con una pareja de amigos, me dijeron que podríamos quedar para ir los tres un día, se me iluminó el cielo. Conocía a Carlos de toda la vida, y a su pareja Andrea desde que empezaron a vivir juntos, y el mero hecho de pensar que podía ver un chochete “amigo” hizo que me pusiese nervioso.

Llego el día esperado, los recogí en su casa con mi coche, y nos dirigimos a la playa. No parecía importarles el hecho de que alguien ajeno a la pareja fuese a verles desnudos, puesto que charlaban tan animadamente como de costumbre. Yo, en cambio, estaba más cortado, deseando que llegásemos cuanto antes. Y, al fin, apareció ante nosotros el aparcamiento, prácticamente vacío, como de costumbre entre semana. Aparcamos cerca de la entrada, pasamos el túnel que daba acceso a la playa, y caminamos hasta encontrar un sitio que nos pareció bien, aunque no tardamos mucho, había mucho donde elegir. En la distancia, se veían un par de bañistas, y poco más.

Tal y como extendimos las toallas, Carlos ya estaba desnudo. A mi ni siquiera me había dado tiempo de dejar la mochila en la cabecera de mi toalla. En cuanto se la vi, me dio vergüenza pensar qué pensaría Andrea al compararnos: Carlos, sin tenerla empinada, tenía un pene enorme, al menos doblaba el mío de largo y de grueso; por su parte, Andrea se había quitado la camiseta y un pantaloncito corto que llevaba, y estaba sentada en su toalla contemplando el espectáculo en bikini, cuando de repente fijó su mirada en mí y dijo: “A qué esperas, Sergio? Va, a ver qué tal calzas.”

Sin poder retrasar más el momento, me quité el bañador, y aunque el comentario había hecho que mi pene reaccionase levemente, aún no tenía nada que hacer contra Carlos. Con este pensamiento en la cabeza, acabé de desnudarme completamente delante de Andrea, que se limitó a mirarme de arriba a abajo, sin dejar de sonreir.

“Yo no sé para qué quieres venir a la playa nudista, si nunca te quitas el bikini”. Este comentario de Carlos, hizo que se me cayera el alma a los pies. No sólo me iba a quedar sin ver a Andrea desnuda, sino que además ella había podido ver, comparar, y seguro que yo salía muy mal parado. “Va, no seas quejica y túmbate, que te voy a poner crema.” Carlos se tumbó boca arriba entre Andrea y yo. Yo acabé rápidamente, mi difusor de crema en espray era muy útil cuando iba solo, y también me tumbé boca arriba. En cambio, Andrea se recreó poniéndole crema a Carlos, especialmente cuando hubo acabado de sus piernas y su pecho, y se dedicó a sus testículos. La polla de Carlos empezó a reaccionar (afortunadamente, no creció mucho más, se limitó a saludar militarmente a Andrea), mientras yo no podía dejar de mirar cómo le acariciaba los huevos, y ella, a su vez, levantaba la vista para cruzar su mirada con la mía. Instintivamente, también mi polla entró en erección, y al hacerlo, la sonrisa de Andrea se hizo más extensa. Se dedicó a masturbar a Carlos con la crema solar un buen rato, sabiendo que yo me moría de ganas de machacármela también, y cuando estaba a punto de reventar, paró y nos instó a que fuésemos al agua. Y eso hicimos, y Andrea se sintió muy complacida (como nos confesó más tarde) de volverse, mientras iba hacia la orilla, y contemplar esas dos pollas que la saludaban majestuosamente.

 

la playa

 

Fuente :Marqueze

Sin categoría

¿Por qué estar desnudo?

Ocho razones para desnudarte.

1/ Es divertido: Bueno, no a todo el mundo le gusta, pero no a todo el mundo le gusta Madonna, Red Hot Chili Peppers, el fútbol o las telenovelas. Pero cada vez más jóvenes parejas y amantes de la experiencian terminan volviendo. ¿Por qué? Porque es divertido. Probablemente conoces a personas que han estado en playas nudistas, nadando desnudos en piscinas o desnudándose en casa. ¿Por qué no?

2/ Es saludable: Además de estimular la autoestima, alivia el estrés, produce vitamina D, y un bronceado con protector solar SPF4 ayuda a reducir el acné. Los nudistas no se hornean al sol, lo hacen cuidadosamente con la ayuda de protectores solares.

3/ Es refrescante: Conoces cómo de horrible es estar sudorosos con un par de jeans o sentir los tirantes de los sujetadores en un día caluroso ¿no? ¿O sentir el bikini, traje de baño o pantalones cortos empapados cuando sales del agua? ¡Basta de eso! ¡Cambia todo eso por la sensación del viento y el sol llegando a todo el cuerpo! ¡Refrescante!

4/ La autoestima ¡Tu te sentirás bien con tu cuerpo! ¡Estar desnudo te ayudará a aceptarte como eres! Preferirás ser tú y no los/las supermodelos de los anuncios. Bienvenido a un lugar donde no serás valorado/a por tus medidas, peso y tamaño.

5/ Ser uno mismo: Puedes expresar tu individualidad. Todos te aceptaran como eres, independientemente de tener discapacidad, sobrepeso, después de haber pintado tu cabello púrpura o si tienes un enorme tatuaje. Todos son diferentes, y esto se respeta.

6/ Puedes hacerlo todo: Voleibol, baloncesto, natación, tomar el sol, tenis, todo tipo de actividades. Puedes hacer en desnudez todo lo que haces normalmente en el club o en la playa.

7/ Tienes el control: Tu decides cuando lleguas y cuando te vas. Tú decides qué hacer cuando llegas. Es como si vas a una playa normal, pero mejor. Es normal sentirse aprensivo al principio, pero desde que pruebas una vez, repites.

8/ Tu puedes ser tu: Es tan agradable estar en un lugar donde la desnudez no está ligada al sexo, diferente de lo que ocurre en anuncios, películas y novelas. ¡tu no tienes que parecerte a un actor o actriz al profesional! Nadie va a mirar si tienes un buen cuerpo o si tienes sobrepeso o delgadez. No importa si tu ombligo es exterior o interior. Es todo normal.

Fuente: Os Naturistas.